INTERCESIÓN - IGLESIA CRISTIANA EVANGÉLICA JESÚS ES LA PUERTA

Vaya al Contenido

Menu Principal:

MINISTERIOS


INTERSECIÓN

Y busqué entre ellos un hombre que hiciese Vallado (cerco para defensa de un sitio e impedir la entrada), Y que se pusiese en la brecha (hueco o abertura en la pared o muralla) delante de mí, a favor de la tierra, para que no la destruyese…” Ezequiel 22:30.

El Señor busca un hombre, una mujer, un niño, una muchacha o un muchacho, que haga vallado, esto es hacer una cerca, como Nehemías como protección en tu casa, en tu trabajo, en tu vida o en tu familia y matrimonio y este muro o cerca la hacemos mediante la oración intensa, enfocada y frecuente.

Vivimos en una sociedad que se desmorona, los valores se invierten, lo bueno es malo y lo malo es bueno, y donde muchas veces la iglesia se ve invadida por nuevas corrientes de pensamientos contrarias a la Palabra de Dios, por lo cual, en este tiempo, el Espíritu Santo inspira a su pueblo a doblar rodillas y orar con un clamor intenso a favor de una tierra que como Lázaro en la tumba "Hiede Ya".

"Y busqué entre ellos hombre que hiciese vallado"

¿Qué es un vallado? Un vallado es un obstáculo, un impedimento, un cerco de tierra que sirve para defender un sitio o para impedir la entrada a él, es lo que hacen los miembros de una comunidad cuando sufren de inundaciones, apilan bolsas de arena o tierra haciendo un pequeño muro para impedir que las aguas lleguen a la ciudad o entre en sus casas.


Hacemos vallado en el mundo espiritual cuando:
Ponemos nuestra vida a favor de otros delante de Dios, el vallado consiste en decirle al Señor: - Yo se que quieres castigar a cierto pueblo, y tienes razón en hacerlo pues han pecado, pero Señor he aquí yo pongo mi vida por la de ellos y delante de ti, para impedirte con mi ruego y que sean perdonados y restaurados.

Para no caer en errores y/o espíritu incorrecto, tenemos que saber que la base y fundamento de nuestra defensa, reclamos y derechos tanto con relación a nuestro adversario el diablo como a nuestro Señor Jesucristo, deben estar fundadas en la Palabra de Dios.

Comenzamos a orar de forma estable y persistente y responsable por un problema definido, para lo cual se requiere madurez espiritual

Nos resistimos a cualquier tipo de ataque del infierno tomando como vestimenta la armadura de Dios (Ef. 6:10-18), y la sangre de Cristo (Ap. 12:11). Debemos tener en cuenta que el vallado es el lugar que más va a ser atacado por el diablo, pues se trata de un lugar de defensa, de resistencia y de lucha, y si este lugar cae ¿Qué quedará en pie?

Cuando sabe Dios que puede disponer de nosotros en el momento que el así lo requiera.
"Y que se pusiese en la brecha delante de mí"
Una brecha es una rotura o abertura. La brecha en la cual los intercesores deben de estar es la que se formó cuando la humanidad decidió apartarse de Dios, el intercesor trata de llenar ese hueco con su clamor rogando misericordia y perdón por aquellos que viven alejados del Señor.

La Brecha es, por lo tanto:

  • Un lugar de conflicto, un lugar de fuego cruzado, es la llaga, es un lugar difícil, pero antes de que Dios tome una determinación seria para terminar con el problema, mira si de verdad alguien se ubica en ese sitio para negociar una solución.

  • El lugar donde los que conocen el corazón de los hombres y de Dios van a estar.

  • Donde el intercesor debe estar ubicado, su lugar quizás no será los púlpitos o grandes auditorios, o la popularidad de un ministerio público, la brecha es un lugar secreto, pero donde el fragor de la lucha define todo lo visible, es decir el éxito del ministerio público.

  • La frase "Abriendo brecha" tiene un significado figurativo que significa, "persuadir a uno, causar impresión en su ánimo, abriéndome un camino".

  • La frase "Estar siempre en la brecha" es figurativo de "aquel que no abandona un negocio, que está siempre dispuesto y preparado para defenderlo".




 
2011 - 2016 Iglesia Cristiana Evangélica Jesús es la Puerta. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal